El Festival de la Cueca y la Tonada inédita de Valparaíso, es la demostración de que sí es posible realizar cultura a un gran nivel artístico, con el apoyo de sector público y privado.

El pasado 1, 2 y 3 de febrero, por primera vez en el Muelle Barón, se desarrolló la versión XXXIV de este importante festival para la escena cuequera y folklórica nacional. La Asociación Regional de Clubes de Cueca de Valparaíso realiza un gran esfuerzo año a año para mantener vivo este certamen que premia a las mejores composiciones de Cueca y Tonada que se presentan en ella, y que -por sexto año consecutivo- cuenta con el respaldo de Terminal Pacífico Sur Valparaíso (TPS), como parte de su programa de apoyo a la cultura, el deporte y la educación de la comuna.

En la versión 2019 de este tradicional festival, seis cuecas y seis tonadas inéditas se presentaron frente al público y un jurado experto buscando alcanzar el primer lugar. Además, se realizó un show donde estuvieron artistas como “Las Lulú de Pancho Gancho”, «Los Palmeros», “Savia Porteña”, “A Los Cuatro Vientos”, “La Malonera de Boleros” y “Mira Gutiérrez y los Cantores del Sur”, entre otros.

Debemos destacar como puntos fuertes de esta versión, el gran nivel de los autores y compositores que se presentaron y que elevan positivamente estas instancias promoviendo la creación y la renovación del repertorio musical. Asimismo, el sello folklórico de los artistas anunciados da un giro importante y una señal: ¿es necesario traer artistas más populares y masivos -no folklóricos- para darle atracción a estos eventos?. No necesariamente, el público también agradece cuando hay espectáculos de calidad que refuerzan nuestra identidad local y nacional. Las exitosas presentaciones de Las Lulú de Pancho Gancho, Los Palmeros o Maihuén de Los Angeles, son prueba fehaciente de aquello.

No sólo es una cuestión de dinero (artistas folklóricos serían más «baratos») sino también de la necesaria intencionalidad en quienes organizan estos eventos para preservar la cultura y el folklore nacional. Bien ahí la Asociación Regional de Clubes de Cueca de Valparaíso y su presidente, Pedro Guerrero.

Sin perjuicio de ello, también hay aspectos que merecen atención. La programación y estructura del evento debería ser revisada, un evento al aire libre no puede durar casi 6 horas hasta altas horas de la madrugada, menos si la temperatura no acompaña las actividades costeras (ni vocales). El grupo «Savia Porteña» salió a escena el sábado pasadas las 2AM con no más de 150 personas presentes. Esos detalles importan, tanto como avanzar hacia cambios en la escenografía y el diseño de un mejor estándar de producción, sus tres décadas de existencia lo ameritan.

Desde el viernes y hasta el domingo, el público disfrutó de la competencia de seis cuecas y seis tonadas que tuvo un alto nivel. Los merecidos ganadores de este año fueron, la cueca «Bendito 4 de Julio» de Daniel Veliz (Mejor Autor – Pandero de Oro 2018) interpretado por los Bravos de Talca y en tonada fue elegido «El Cantar de mi Guitarra»de José Cornejo y Claudio Medina interpretado por Claudio González y Grupo, además del tema “El gran profesor”, de Puerto Bohemio, que recibió el Premio a la Popularidad entregado por el público.

Cuecapp

Fotografías: Cuecapp y Matías Alvarez Reyes – www.ayunfoto.com