Lucinda Briceño Riquelme, es quizás un privilegio para la historia musical y artística de Valparaíso. Su increíble lucidez y memoria son envidiables, y a sus 87 años es quizás la última heroína de una ciudad que se niega a olvidarla. El Premio Trayectoria 2019 es para la Reina de la Cueca porteña.

Cuando nació el Pandero de Oro nos enfrentamos a un gran y hermoso problema, una de las categorías denominada «Trayectoria», ya tenía varios dignos artistas que merecen tal reconocimiento y que además siguen absolutamente vigentes, presentándose en diversos escenarios e incluso grabando discos. La primera versión del año 2017 reconoció a Las Morenitas y el año recién pasado, tal trofeo se lo llevó el gran José Pepe Fuentes. Tremendos artistas ya consagrados y que pueden disfrutar de un reconocimiento en vida, hecho por sus propios pares y en una instancia invaluable que premia lo mejor de la Cueca Chilena.

Lucy Briceño, reconocida el 2017 como Tesoro Humano Vivo, es todo un referente para las nuevas generaciones de cultores y artistas, que ven en ella los valores más preciados de nuestra cultura y musicalidad. Su vida no se relaciona únicamente con la cueca porteña ni exclusivamente con la bohemia. Dueña de un exquisito gusto musical que heredó de sus padres, Lucy Briceño transitó inicialmente por la danza, ganando varias competencias de cueca, concursos televisivos e integrando algunos conjuntos musicales de folclor tradicional, para muchos es hasta desconocido que Lucy Briceño cantó varios años seguidos en el Campeonato Nacional de Cueca de Arica, como dice ella «sin repetir ninguna cueca». Tanta es la influencia de Lucy en la cultura porteña, que incluso su familia tiene mucha responsabilidad en la proliferación de los Clubes de Cueca de Valparaíso y en el Festival de la Cueca y la Tonada inédita.

Apenas el «Rincón de las guitarras» y la «Isla de la fantasía», forman el escaso circuito cuequero del puerto, son pocos espacios para la Reina de la Cueca Porteña, pocos espacios que sobreviven gracias a su influencia y que dejarán una ardua tarea cuando nos deje. Esta noche de sábado, el Rincón está repleto y Lucy llega puntual, le acompaña su hermano que pasó las fiestas patrias con ella y que regularmente la visita desde Canadá. No deja de sorprendernos que a tal edad, Lucy se mueve con soltura y autoridad, nos da consejos, saluda a los asistentes, ordena algunas bebidas, prepara a sus músicos y vuelve para agradecer nuestra visita. Esta noche debe cumplir dos salidas, así que cuida su repertorio y descansa, no sin antes advertirnos que no podemos irnos sin comer algo. Ella es Lucy Briceño, con una elegancia y ternura entrañable.

El próximo 27 de Octubre, en la Sala SCD Plaza Egaña (Santiago), recibirá el Premio Trayectoria 2019. Será un momento imborrable, no sólo para ella sino para todos, que podemos tener el privilegio de verla y escucharla, que tenemos la suerte de ver a través de sus ojos nuestra propia identidad y la cultura de todo un país.

Cuecapp