Las Pecadoras y Los Tricolores fueron el plato fuerte del día 17 de septiembre en el Parque O’Higgins, un escenario que cada año refuerza el valor de nuestra cueca como emblema patrio.

Ni los avisos de un clima menos favorable para las actividades al aire libre, fueron suficientes para detener las anheladas fiestas patrias en el Parque O’Higgins ni menos para aminorar las expectativas que cada año abre el Cuecódromo, como el espacio único dedicado a la Cueca. Los miles de visitantes del año anterior, reforzaron la idea de que la cueca si convoca y que existen destacados exponentes de ella.

Las Pecadoras siguen demostrando una fuerza interpretativa que busca un sólo propósito: dar un mensaje. Sus letras no hablan sólo de rebeldía, también de amores, luchas y reivindicaciones. Daniela Meza y Claudia Ortiz, han sabido privilegiar el mensaje por sobre lo vocal para dar fuerza a su contenido, aprovechar a sus músicos y transmitir verdad en su canto. El público que asistió al cuecódromo supo valorar aquello y se entregó al show de una banda sobria pero bien afiatada, bailando hasta la última cueca de esta agrupación.

Los Tricolores, con formación completa, dieron el broche perfecto a la noche capitalina, entregando parte de su última producción discográfica “Viva la Fiesta Chilena” donde buscan traer lo mejor del jolgorio popular. El oficio y trayectoria de su músicos y cantores no deja de sorprender, su impronta vocal y el sonido inigualable de esta banda es algo que esperamos disfrutar por muchos años. El público, compuesto en gran parte por inmigrantes en nuestro país, disfrutaron mucho de su música y también repletaron la pista dispuesta para cerrar la noche en este especial escenario.

Cuecapp

Fotografías: Matías Alvarez Reyes