Para este grupo de Talcahuano, tendrían que pasar 7 años, varios éxitos musicales y miles de seguidores para que ofrecieran un concierto cercano y digno a su status, porque ellos están en su mejor momento.

El pasado viernes 27 de septiembre a las 21 horas en punto, el grupo ENTREMARES, iniciaba su primer gran concierto en la sala SCD Bellavista, ante un público fiel repleto de seguidores y que ya había agotado los tickets una semana antes. Ellos se han prometido llevar la Cueca a lo más alto y éste fue un paso importantísimo, una instancia que despeja sus miedos y confirma sus decisiones artísticas… cómo ellos mismos lo decían «…un sueño que siempre quisimos cumplir, un desafío que debíamos enfrentar. No era fácil pero bastaba con sólo creer».

No era sólo creer, porque lo suyo no es para nada fortuito. Pocos grupos tienen hoy su itinerario: viajar a Peumo, Arauco, Copiapó y Santiago en menos de 7 días, estar en un gran festival de día y cerrar la noche en Cañete –un beneficio para Julieta que tiene Cáncer al hígado-, donde el cariño y la admiración de sus seguidores se repite con el mismo fervor. Entremares goza de una popularidad envidiable, ¿cree que exagero? Aquí algunos datos. Sus redes sociales contabilizan más de 100 mil seguidores, en Spotify con sólo 2 años suman más de 3 millones de reproducciones y en Youtube sus cuecas han sido reproducidas mas de 13 millones de veces (sin contar a sus fans que también llenan canales y playlist con sus cuecas).

La noche del viernes también fue su oportunidad para ofrecer algo que muchos esperábamos, que sólo grupos de su calidad pueden ofrecer: un verdadero concierto. A pesar de perder parte esencial de su sonido original, el Arpa de Juan Guillermo Rodriguez, supieron sortear tal vacío «dignamente» a partir de un repertorio lleno de éxitos y una cuidada puesta en escena. La delicada interpretación que ofrecieron Kristel Meyer y Nancy Saez, ensuciada a veces por un protagonismo innecesario del acordeón, pudieron sorprender a quienes regularmente los escuchamos en peñas, cuecazos y festivales masivos. Introducciones a capella, cuecas en formato acústico, temas inéditos y una sorpresa de gran nivel, son un increíble paso para esta agrupación que pareciera evolucionar constantemente. Es increíble ver como niños de distintas edades los siguen y corean todas sus canciones, eso habla muy bien de su rol como artistas, dándose el tiempo para sacarse fotos, firmar autógrafos y hasta de dar abrazos. Eso está pasando en la cueca y más, si se trata de Entremares.

Hace unas semanas atrás, tras su paso por TVN (Matinal Muy Buenos días y Rojo, el color del talento), sorprendieron a sus seguidores en un video interpretando un clásico como lo es «La Consentida», en la compañía de Jordan. Una excelente interpretación que busca abrir la cueca a otros públicos y medios, una apuesta del todo correcta y que favorece también a otros artistas del género. En su momento, también lo hicieron Los Santiaguinos y Las Capitalinas, cuando cantaron junto a Luis Jara, Gloria Simonetti, Denisse Malebrán, Los Chancho en piedra, entre otros.

Están en un gran momento artístico y pueden aprovecharlo, su público corea sus canciones, pueden experimentar y tienen permitido equivocarse. El sello vocal liderado por Kristel, hoy se ve potenciado enormemente por Nancy Saez (Ex Perlas del BioBio) quien con su experiencia y amplio registro ha enriquecido las armonías de sus temas; ante eso no hace falta generar temas solistas para su líder masculino, tiene una hermosa voz sí, pero que difícilmente puede ante el poder femenino. También debemos darle mayor tiempo a su nueva formación instrumental, estamos seguros que lograrán ese fiato al cual nos tienen acostumbrados e irán más allá, logrando mejores arreglos musicales, mayor delicadez y matices a su propuesta. No es de extrañar que su próximo disco traiga más sorpresas.

Gran momento para Entremares. El momento preciso para ofrecer su primer concierto, ahora fue en serio.

Cuecapp

Fotografías: Matías Alvarez Reyes – www.ayunfoto.com