Ciclo inaugural de la nueva sala SCD Plaza Egaña que se vistió de Chilena el pasado 22 de Octubre y que a cargo de Daniel Muñoz presentó lo mejor de su repertorio y algunas sorpresas de su próxima placa.

Tal como el título de su reciente trabajo «Tirando Pata» (2015), Daniel Muñoz y Los Marujos pudieron invitar al público asistente a un verdadero viaje por Latinoamérica, no un viaje cualquiera, sino uno donde nuestra Cueca Chilena se viste y adorna con acordes y melodías propias de un sonido mestizo lleno de identidades. Paso a paso, como si pasara de estación en estación, la música de Los Marujos logra una sonoridad cercana y propia que no es ajena; porque al escuchar una milonga, un vals o un landó junto a la Cueca se vuelve tan familiar que nos recuerda que nuestro continente es más que países y fronteras.

Es más, no sólo pudimos disfrutar del carisma de Daniel Muñoz, donde su teatralidad es un activo generoso al servicio de su voz, pues la virtuosidad de Ignacio Hernandez (Acordeón y Piano), la sonoridad y sabor de Efren Viera (Percusión), la expresividad y genial ejecución de Sergio Fresco (Violín y Viola) o la poesía y generosidad de Horacio Hernandez (Voz y Percusión) han permitido que Los Marujos puedan pasearse libre y valientemente por la sonoridad de América sin descuidar una nota al servicio de la Cueca.

«Me miras y oyes mi llanto», «Camarones» e incluso una emotiva versión de «Cuando llora mi guitarra» permitieron al público encantarse nuevamente con esta agrupación y agradecer con sentidos aplausos su trabajo actual y el que podrá disfrutarse en su próximo disco.

En un sala recientemente inaugurada de la SCD -que aún debe mejorar en la perfectibilidad de su sonido e iluminación- Los Marujos pudieron brillar y sortear con éxito cada estación de este viaje por Latinoamérica y esperamos que siga siendo la Cueca (sin apellidos ni nacionalidad), la guía y espíritu de su musicalidad.

Cuecapp

Fotografía: Ana Maria Fuentes

https://www.instagram.com/a.fuentess/

Producciones Manatí